PRECIOSA PRISIÓN

23 03 2013

PRECIOSA PRISIÓN

¿Es plausible poetizar con la pobreza con pluma de plata, cuando la

población se planta contra el poder de la plutocracia?

(Una de las cinco elegidas como meción por El Fantasma de la G)

 

Sol, solaz solidario que solapas mi soledad, solicito tu solsticio en

sollozante soliloquio de soldado soliviantado.

 

Espiemos y esposemos a estafadores y especuladores, esponjas que

esquilman nuestra estabilidad.

Dios, disculpa este dislate, y que dimitan los dirigentes que dilatan

dinámicas de disfraz de dinerales.

 

Elegía: elocuencia que embelesa. Embrujo que emociona. Elixir

embaucador que embriaga.

En la playa con pleamar, sobre un pliego de pobre papel,  plasma mi pluma un poema, cual plegaria de plenilunio.

 

Anuncios




SIMBOLISMO DE LAS LETRAS

16 03 2013

 

ilustracion simbolismo letras

Dime, “U”, ¿por qué la HERRADURA sin ti pierde su esencia,

cuando tú sin ella de HERRADURA guardas presencia?

 

Siendo una letra mayúscula, “A”, dime/¿cómo en una casita tan minúscula vives?

Si vas de “m”, apenas veo dos pequeñas lomas / si de “M” vas, un profundo valle y dos altas cumbres asoman.

 

 (O) Esté dormida o esté despierta, siempre estoy con la boca abierta.

 

Estoy en casa (A) sentada en el sofá (E), comiendo una hamburguesa (O) con un vaso de vino (U) con pajita (I).

 

(O) No tengo un pelo de tonta, estoy en medio del sol y también estoy en la sombra.

 

(l) Cuando era pequeña no se me veían los pies. (L) Ahora calzo el 45.  

 

(0/e)  Para darnos a conocer a nosotras nos funciona el boca/oreja.

Era tan glotona la “G”, que se unió a la ASTRONOMÍA  para crear la

“GASTRONOMÍA”.

 

 

 





CIUDADES INSÓLITAS

25 01 2013

LA CIUDAD BIBLIOTECA

Las palabras se las lleva el viento. Sí, pero ¿qué hace con ellas? La 

respuesta está en una ciudad recóndita, levantada más allá de nuestra

percepción. En esta ciudad todas las viviendas tienen forma de libro.

Libros-casa colocados verticalmente, formando hileras de diferentes

niveles, como si de una gigantesca biblioteca se tratara. Los moradores

de estas peculiares viviendas son los espíritus de aquellos escritores que

murieron con la pena de no haber terminado el libro que estaban

escribiendo.

El viento, que continuamente escucha sus lamentos, se dedica a recoger

todas las palabras que encuentra diseminadas en el aire, para luego ir

soplándolas por las casas-libro. De esta manera ayuda a que cada autor

pueda acabar su obra y descansar para siempre en paz.

(Aportación con FG/Mención, en el taller literario de la revista El Fantasma de la Glorieta)

LA CIUDAD ENIGMÁTICA

Fue allí, justamente en el espacio abierto entre dos nubes, donde vimos

por primera vez La Ciudad Enigmática ante nuestros ojos. Su extraña y

majestuosa silueta recortada en el cielo, carente de ángulos y esquinas

, era un conglomerado de misteriosos edificios de múltiples formas

redondeadas, todos ellos construidos con un material ingrávido. Eran

viviendas que carecían de ventanas y puertas. Sus moradores entraban y

salían flotando, traspasando sin ninguna dificultad las algodonosas pare

des.

Si de alguna forma sus habitantes se sentían amenazados, la ciudad se

replegaba sobre sí misma, convirtiéndose en una esfera cuyo color se

mimetizaba instantáneamente con el tono del firmamento, lo que hacía

que La Ciudad Enigmática pasara totalmente desapercibida.

LA CIUDAD DE LAS PALABRAS

Existe una ciudad más allá de donde sopla el viento, a la que van a parar

todas las palabras que alguna vez han sido pronunciadas.

La ciudad consta de incontables torres de diferentes tamaños, que

unidas entre sí por numerosos canales van formando círculos

concéntricos, hasta llegar a converger en un punto en el que está situado

un profundo pozo, el Pozo del Olvido.

Las torres están llenas de palabras vivas, palabras que alguien, en algún

lugar, todavía sigue nombrando.

Cuando una palabra cae en desuso, y ya nadie la pronuncia, pierde toda

su vitalidad, y una fuerza misteriosa la empuja por una rampa, que se

abre en la base de la torre, hasta hundirse en el canal. Luego, la

corriente la arrastrará hasta llegar al Pozo del Olvido, que la engullirá

para siempre.








Anatomía de la matrioska

Autora: Beatriz Carilla Egido (Zaragoza, España)

Víctor Martínez Parreño

Jugando con las palabras y las imágenes

Jugando con las palabras y las imágenes

Steve McCurry's Blog

Steve's body of work spans conflicts, vanishing cultures, ancient traditions and contemporary culture alike - yet always retains the human element. www.stevemccurry.com

El Gris was here

so were you

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

desmadreando

Just another WordPress.com site

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.